Iruñachic es una antigua casa construida en piedra y madera, totalmente rehabilitada respetando un estilo rústico, y decorada con gusto para ofrecer la máxima comodidad y bienestar a sus huéspedes. Situada en el pueblo de Ardanaz, un pequeño municipio ubicado sobre un enclave montañoso a escasos 8km de Pamplona, su emplazamiento resulta inmejorable para poder disfrutar de la naturaleza y de una de las mejores vistas de su cuenca.